Saltar al contenido
El Blog de la Salud | Suplementos Deportivos

Piedras renales: ¿qué es lo que necesita saber?

Última actualización: 16 septiembre, 2017
Por:
Piedras renales: ¿qué es lo que necesita saber?

¿Qué son los cálculos renales? No está claro por qué se forman cálculos renales, pero pueden ocurrir dentro de un riñón, uréter o en la vejiga.

Los cálculos renales varían en tamaño, forma y consistencia. Pueden ser microscópicos o tan grandes como una patata. Pequeñas piedras pasan el tracto urinario sin ningún problema, mientras que las piedras más grandes pueden causar problemas reales. A veces los cálculos renales pueden quedar atrapados en los uréteres, causando mucho dolor y síntomas persistentes.

Los cálculos renales generalmente ocurren entre las edades de 20 y 40 años.
Una vez que una persona tiene una historia de cálculos renales, hay una gran posibilidad de que se repitan.

¿Cómo se forman los cálculos renales?

Los riñones filtran la sangre y eliminan el agua y los productos químicos de desecho. Éstos se eliminan del cuerpo a través de la orina. Estos productos químicos a veces pueden formar pequeños cristales, que se agrupan y forman cálculos renales.

¿Cuáles son los síntomas de los cálculos renales?

Los síntomas dependen de la forma y el tamaño de un cálculo renal. Los cálculos renales pequeños tienden a ser eliminados con la orina, algo que los pacientes pueden no notar. Los cálculos renales más grandes pueden causar dolor intenso y muchos problemas, especialmente si se atascan.

Los síntomas habituales de cálculos renales son:

  • Dolor – por lo general en el lado afectado
  • Cólico renal – dolor intenso que se produce y desaparece cuando la piedra del riñón se mueve del riñón a la vejiga a través de los uréteres. Si la piedra del riñón se queda atascada, los uréteres tratan de eliminarla apretando la piedra. Este es un proceso muy doloroso y el dolor puede extenderse en el abdomen inferior o el área de la ingle.
  • Sangre en la orina – como resultado de la rozadura de piedra contra las paredes del uréter.
  • Infección del tracto urinario – Las ITU son más comunes en las personas que tienen cálculos renales. La razón es que las piedras del riñón interfieren con el proceso normal de la eliminación de la orina, haciéndolo más fácil para que las bacterias se multipliquen. Si ha desarrollado una infección urinaria, también puede tener fiebre, dolor durante o después de orinar, micción frecuente y otros síntomas.

¿Cómo se diagnostican los cálculos renales?

Si tiene síntomas que sugieren un cálculo renal, se pueden realizar radiografías especiales o exploraciones de los riñones y los uréteres. Estas pruebas detectan la ubicación de la piedra y también muestran si la piedra está bloqueando el flujo de orina. Su médico puede recomendarle pruebas adicionales para ver si los riñones funcionan normalmente. Estas pueden incluir un análisis de sangre para comprobar los niveles de algunos productos químicos, pruebas de orina para comprobar si hay una infección o la presencia de cristales en la orina y el análisis de la piedra si la pasa.

Las complicaciones causadas por cálculos renales no son comunes. El problema principal es el dolor severo (cólico renal) cuando la piedra del riñón está en su salida.

Un bloqueo total del flujo de orina conduce a la retención de orina, infección del tracto urinario y daño renal.
Todo esto puede contribuir a la insuficiencia renal, pero puede evitarse con diagnóstico precoz, tratamiento adecuado y chequeos regulares.

¿Cómo se tratan los cálculos renales?

Los cálculos renales que no causan ningún problema pueden dejarse sin tratar. Si una piedra causa cólico renal y está a punto de ser eliminada del cuerpo, debe consumir una gran cantidad de líquidos y tomar algunos analgésicos fuertes. Normalmente estas piedras se eliminan en un día o dos.

Si las piedras bloquean el flujo normal de orina o son muy grandes y no pueden eliminarse naturalmente, la remoción es necesaria. La litotricia por ondas de choque es el tratamiento más común para los cálculos renales. Con la ayuda de ondas de choque externas, estos cálculos renales se rompen en pedazos para que puedan ser eliminados de su cuerpo de forma natural.

Compartir
Twittear
+1
Compartir
Pin
Stumble