Saltar al contenido
El Blog de la Salud | Suplementos Deportivos

Riñón supernumerario: un riñón extra

Última actualización: 16 septiembre, 2017
Por:
Riñón supernumerario: un riñón extra

Los riñones son órganos responsables de la eliminación de la mayoría de las sustancias innecesarias y dañinas del cuerpo humano, y de la eliminación excesiva de agua. Son órganos muy complejos compuestos de unidades microscópicas llamadas nefronas que crean orina primaria. La orina primaria pasa a través del sistema de túbulos y se convierte en orina secundaria (final).

A los efectos del buen funcionamiento, el número óptimo de riñones sanos es de dos. En algunos casos, cuando un riñón es dañado por cualquier proceso patológico, el riñón restante tiene la capacidad de mejorar su acción y compensar la función del riñón enfermo.

Por el contrario, hay casos en la literatura donde más de dos riñones se encuentran en el cuerpo humano, que se llama riñón supernumerario. Esto puede ocurrir debido a anomalías en el desarrollo embrionario o puede ser hereditario. La presentación clínica, el diagnóstico y la eventual necesidad de tratamiento son diferentes de un caso a otro.

Presentación clínica

Aunque no se documentan e investigan muchos casos, la presentación clínica se evalúa para algunos de ellos. Una persona con tres riñones puede ser completamente asintomática, pero también puede tener síntomas severos de disfunción renal. El riñón supernumerario está más comúnmente por debajo del riñón normal izquierdo y más pequeño que el riñón normal. Los estudios funcionales han demostrado que el riñón supernumerario a menudo tiene función disminuida en comparación con los riñones normales. El tercer riñón puede obstruir los uréteres o elementos vasculares y nerviosos en el abdomen, produciendo así dolor, problemas en la vascularización de los órganos pélvicos y signos de obstrucción urinaria, similares a los observados en cálculos renales.

Diagnóstico

En la mayoría de los casos, un riñón supernumerario se descubre por accidente cuando se realizan pruebas como la ecografía, la urografía intravenosa, la tomografía computarizada o la resonancia magnética por otras razones. La ecografía y la RM son las técnicas más valiosas para la evaluación estructural del riñón supernumerario, pero también se requieren pruebas funcionales.

Tratamiento

La necesidad de tratamiento se determina en base a los resultados de las pruebas funcionales y las quejas del paciente. Si la función de los riñones normales no está comprometida por la presencia de un riñón supernumerario, no se necesita tratamiento, pero es necesaria una reevaluación periódica de la función renal. También no se recomienda quitar el riñón supernumerario incluso si no es funcional, ya que cada cirugía conlleva sus riesgos.

Por otra parte, si la función de los riñones normales es afectada por el tercer riñón, debe ser eliminada lo más pronto posible, preferentemente en la infancia, para evitar mayores daños y preservar la función renal.

Es un tema controvertido si es una buena idea para una persona con tres riñones donar el riñón supernumerario, ya que los problemas con la función renal pueden aparecer más tarde en la vida.

Compartir
Twittear
+1
Compartir
Pin
Stumble